jueves, 29 de octubre de 2009

relax


Vamos a aparcar de momento la reflexión de los asuntos capilares, hago un breve inciso….tras dos semanas agotadoras, me lo merezco y me voy de viaje, un breve pero interesante viaje, por varios motivos, me encanta viajar, voy a conocer a una amiga, voy a un spa uno de los cuatro días que me voy a quedar, visitaré una isla que nunca he visto y de la que me han hablado muy bien, no creo que me disfrace más que nada por que bastante llevo con las ojeras y lo que me cuelga de las orejas, tampoco es plan de asustar.

Ganas tengo, me quedan varias horas para partir, me encanta el avión, iré en la misma compañía en la que trabaja una amiga muy querida de los blogs, con la que hemos compartido muchos ratos divertidos en nuestros encuentros virtuales, a ver si es posible coincidir bien en su trabajo y molestarla con requerimientos absurdos, o bien, si me da un toque y nos vemos para tomar un café cosa que me encantaría.

Ya que no me disfrazo, lo celebraré con mi amiga de otra manera, esto es, viendo los toros desde la barrera, o salimos o nos hacemos una fiesta de películas de miedo, aunque he de reconocer que a mi pocas veces me hace soltar la adrenalina, muy pocas, lo más que me produce es risa, por que para miedo la vida diaria y sus sorpresas….

Y para rematar, para no hablar de pelos…..estoy pensando….. la hora que es? Y yo con estos pelos!!!!!!!!!!!

Al regreso más.

miércoles, 28 de octubre de 2009

va de pelos


Hace tiempo recibí un comentario en el blog a cuenta de un post, ya no recuerdo cuál de una clienta de la taberna que por lo visto se sintió identificado con lo que escribí, y siguió entrando y dejando comentarios, lo cual derivó en mensajes al correo, rescató uno de esos escritos, no es mío, aviso, pero me gustó tanto que con el permiso dado por la autora, esto es BIT, me he tomado la libertad de subirlo al blog…. Quizás más adelante escriba otras vicisitudes de los asuntos capilares bajo el punto de vista de la tabernera….de momento disfruten con este….


De asuntos capilares y otras vicisitudes


Quién mejor que tú para conocer e interpretar el magnetismo que genera una cabellera atractiva. Y no me refiero a la melena densa, brillante y magnífica del anuncio consabido sino a la masa capilar en general que cada una de nosotras lucimos y llevamos con dignidad y presencia.

Símbolo de feminidad y deseo, entre otras cosas, el pelo ha “traído de cabeza” al ser humano. Ocultarlo bajo un pañuelo por lo motivos que sabes de sobra en los ámbitos de la cultura y religión musulmana, raparlo en el caso de las esposas de los rabinos, melenas legendarias como la de Lady Godiva, (en pelotas sobre una jaca pero eso sí, con una espectacular melena al viento mientras cabalgaba. No olvidemos la alegórica cabellera de la amazona del anuncio de Terry, si es que llegaste a verlo en tu más tierna infancia), las trenzas de Rapuntzel; dejaremos un hueco para melenas masculinas como la de Sansón o las rastas nunca cortada de Bob Marley y las interminables cabelleras de los Sijs, Ricitos de oro... ¿Por qué a la Ocasión la pintan calva?; el más espabilao le arrancó el pelo aprovechando las ventajas que su posesión suponía.


En las más sensuales y tórridas escenas de amor de las películas, siempre se observa como deshacen el tocado de la amante para que la bella melena caiga cual torrentera pasional sobre sus hombros.


Nuestra sensibilidad, querida, nos lleva consciente o inconscientemente a tocar y a disfrutar del tacto amable y sutil que nos ofrece las cabezas de las personas que nos generan afecto en todas sus facetas. Acaricias la cabeza de los niños para demostrarles simpatía, a los enfermitos en el lecho del dolor se les atusa el pelo para reconfortarlos y, normalmente, el primer beso se acompaña de una caricia capilar en lugares cercanos a la nuca o las orejitas, ¿o no?.
Cómo será de significativo que hasta su color nos lleva a etiquetar e identificar aptitudes, actitudes, comportamientos y niveles intelectuales. Las rubias generalmente tontas, las morenas son las malas de la película (recuerdas a Diana de la serie V, lo malísima que era comiendo ratones??), las pelirrojas se convierten en “pelizorras” casquivanas y promiscuas. Si llevas un exceso de mechas rubias en media melena es una señal cuasi inequívoca de que eres pepera, si asoma un dedito de raices negras sólo una simpatizante sin pretensiones. Si tu pelo es corto, o muy corto nos vamos al otro lado. En el caso de que lleve tintes de colores megamodernos, rosas, azules y morados o alguna extensión loca y solitaria, son inconfundibles síntomas de izquierdismo radical y reivindicativo; una larga minitrencita da un toque okupa a tu look. Desmelenarse, soltarse la melena, cortarse la coleta, te cortan la cabellera, pelos de loca, ni hablar del peluquín, ¡por los pelos!, ¡y yo con estos pelos!.


El día que te vi durante unas horas, llevabas una larguísima melena. He ido comprobando por fotos que has cambiado paulatinamente, desembocando en un corte más cómodo, más ausente de compromiso. Decirte que en todo este tiempo los cambios que he notado en tantas y tantas cosas que respectan a tu insigne persona se han terminado por reflejar hasta en tu cuero cabelludo y sus folículos pilosos!. Las cosas cambian, los tiempos cambias, nosotros cambiamos... evolución, adaptación, reflexión, madurez, ... ya es cosa tuya ponerle los apellidos que mejor te parezcan.

lunes, 26 de octubre de 2009

de nuevo

Estas dos semanas transcurridas desde el último escrito se pueden considerar agotadoras, los días, los primeros un poco raros, luego ya empecé a encontrarme mejor, entre mi operación, mi postoperatorio, mi cumpleaños, la operación de mi madre del ojo que la tuvo una semana en reposo, una semana haciendo gratis lo que hago para ganarme los garbanzos, pero bueno todo ha pasado ya, mi madre está bien, mi sobrino sigue creciendo en la panza de mi hermana, y todo está bien.

Hoy por fin me han colocado la parte externa del segundo implante, estoy un poco incómoda por que mi oreja no está acostumbrada a llevar eso colgado, y el imán se me queda muy pegado a la cabeza, tengo que cambiar el imán por que me puede provocar una úlcera de la presión, de momento no oigo nada, lo mismo que hace un año con el oído izquierdo, una jaula de grillos es lo que tengo por la parte derecha, por la izquierda todo sigue igual…… palabras de siempre, que no me haga ilusiones por que ese oído suele ser el que peor se adapta, que será difícil que consiga los mismos resultados que con el oído izquierdo, vale, mi primera impresión fue no sé, hundirme no es la palabra, más bien, desmoralizarme, pero al final opté por cambiar de actitud por que pensar en negativo o creer que la palabra de los médicos es la ley por que así no voy a conseguir nada.

Y sigo con lo mismo, avanzando pasito a pasito, cada pequeño logro hace que mis ojos se iluminen, puede que sea una tontería para alguien acostumbrado a oír lo que yo oígo tan acostumbrado que no disfruta de lo que tiene, y así es la vida, nos acostumbramos a lo que tenemos y no lo valoramos hasta que lo vemos peligrar, y a veces lo que perdemos no es nada, no es tan grave como pensábamos por que la vida nos trae otras cosas.

Esa es mi actitud y es la que va a predominar en mi vida, hace tiempo, un año o más que me prometí ver siempre o intentar ver la botella medio llena.

En estas dos semanas han ocurrido muchas cosas, buenas y malas, todo tiene su contrario pero me quedo con lo bueno…..

Mañana empezará la diversión y nadie vendrá a jodermela.

Ahora empieza la vida en estéreo….. cómo será…es mi pregunta y mi respuesta automática e inconsciente es….. mucho mejor.

martes, 13 de octubre de 2009

hay días y días

Ni me caso ni me embarco, en todo caso me quitan los puntos, contra eso, no hay nada en el dicho popular…..no soy supersticiosa, pero por si acaso….

Uf, estos días han sido un peñazo, no he podido salir mucho a la calle por que me cansaba enseguida, parecía que tenía dos corazones latiendo al unísono, no, no hablo de amor, hablo de los latidos de la cabeza, la cabeza como un bombo y los puntos me tiran, pero no dicen que todo lo cura el tiempo….. pues a esperar.

Estoy por decirle al cirujano que me de las grapas de recuerdo, pero quizás eso sea el preludio para que en 20 años me pida también la vesícula y antes de ello, las piedras del riñón y antes de ello el apéndice y al final mi casa será el museo de la ciencia o los horrores, todos conservados en formol….. como yo.

Pues nada, a coger el tren otra vez para Valencia, ya lo tengo más visto, con la cantidad de ciudades preciosas y siempre la misma, no si al final para ahorrarme los viajes me mudo allí.

Espero que aunque sea martes y sea trece, todo transcurra dentro de la normalidad, por si acaso me llevo una pata de conejo….. del peluche de mi sobrina.

Que el colmo de la mala suerte en mi caso y ateniéndome a mis circunstancias sería que ocurriera una parodia del anuncio ese de Bancaja de los nuevos emprendedores e ir por la calle y que se me fueran pegando todos los utensilios de hierro y acabar pareciendo mi cabeza un amasijo comparable al desguace.





miércoles, 7 de octubre de 2009

crónica de 5 días


Bueno ya termino todo, ya estoy de vuelta en casa, hogar dulce hogar, nunca mejor dicho, por qué será que las situaciones desagradables por las que pasamos son las que olvidamos con más prontitud, pues eso intento, dejar atrás todo lo mal que lo he pasado, por que si he de ser sincera este me ha dolido más que el del oído izquierdo.

Cinco días interminables, dos de ellos sin dormir, de los nervios el día antes de ingresar y el segundo el día del ingreso, menos mal que dormí en la anestesia y bastante por que mi madre se empezó a preocupar de lo que tardaban, una hora más que la operación anterior, pero bueno, consiguieron meterlo, no como en la viñeta de Forges, pero…..

El celador era un cachondo mental, a pesar del miedo que tenia consiguió hacerme reir, la enfermera otro tanto al intentar cogerme la vía, tuvo que desistir y cambiar de mano, entro en cirujano y me saludo, entro la otra, esto parecía el camarote de los hermanos marx, el anestesista estaba contando algo y me miraba, de los nervios no me entere ni de la mitad pero me porté bien por que mi primer impulso fue superar a “el hijo del viento” por los pasillos del quirófano… pero….me dedique a respirar por la mascarilla mientras el recuerdo inevitable de mi padre y el de mi chica se alternaban…

El despertar de la anestesia fue, surrealista, lo hice en medio de la sala previa al quirófano y olvidada de todos, así que me dedique a intentar leer los labios de dos enfermeras que estaban a unos metros de mi hablando de si operaban a uno o no por el tiempo que les faltaba hasta que me volví a quedar dormida y me desperté al notar como manipulaba el celador la cama para llevarme a la habitación de nuevo.

Lo segundo que observe al abrir los ojos fue un gran ramo de rosas blancas, mis preferidas, lo primero mi madre y su cara de preocupación, las rosas consiguieron que una sonrisa aflorara de mi rostro mezclado con la confusión….. pero no me veía ni con fuerzas para leer la tarjeta, supe de quien era, de quién sino iban a ser…..

Lo único que hice fue dormir, dormir y mear, mear y dormir, gaste la cuña de tanto usarla, mi madre no pudo dormir, por que cada hora la despertaba, y eso que al principio tenía remordimientos por interrumpir su profundo sueño (si, me confeso que tomaba pastillas para dormir por que el sillón era una mierda), pero a pesar de sentirme culpable por hacerlo, la despertaba cada hora, la anestesia ha de salir por un lado, ley suprema de la física todo lo que entra sale y todo lo que se desborda ha de salir y eso hizo toda la noche, salir y salir.

El dolor….. puedo decir que sé lo que es el dolor, el dolor que no te deja ni pensar, que hagas lo que hagas no estás a gusto, un dolor continuo y punzante desde el frontal hasta el occipital pasando por el temporal, como hierro quemado dentro del oído, pensé que me salía sangre pero descubrí que era cera…. .como para montar una vela a San Porfin… por fin llego el día que el dolor iba menguando, gracias al paracetamol en vena y a los antibióticos….. pero prefiero olvidarlo.

Le dije a mi madre….. si alguna vez me quiero operar las lolas….. hazme desistir y recuérdame el día de hoy……

Y eso que me encantan los jueves, pero hay jueves y JUEVES.

Lo mejor fue ver la barrigota de mi hermana, cuando me vinieron a recoger, aguantar estoicamente las burlas, pero que trompazo te has pegado nena… por que tenía la cara hinchada y un ojo a la funerala.

Hace dos días que volví, pero no me sentía con fuerzas ni para escribir sobre ello, los hospitales son lugares desagradables para mi y eso que me encantaría trabajar ahí, pero no es lo mismo estar de un lado que de otro…. Auxiliar si, paciente no.

Ahora a disfrutar la baja……….. mmmmmm. Me esperan unos meses que mmmm

Siempre he sido de las del todo o nada… para que conformarme con uno si puedo de aquí a un tiempo oír la vida en estéreo.

Parte ñoña del post…. Muchas gracias cariño por las flores, fue una agradable sorpresa y un motivo más por el que la estancia no fue tan mala, aunque hubiera preferido que fueras tu la que estuvieras a mi lado….. te quiero M. (la dedicatoria me encanto, la frase nuestra, esa que desde hace años se ha convertido en uno de mis proverbios favoritos, y el final tuvo su gracia, eso de recupérate pronto que me vas a oír… podría sonar a amenaza pero en el contexto significaba esperanza…..gracias de nuevo amor

Citas - citas-comunidad.com

Sudoku