sábado, 27 de marzo de 2010

otro respiro

He de reconocer que tengo potra, he conseguido nueve días libres en menos de dos días, entre asuntos propios que me toco en sorteo precisamente los días que me pedí (ya digo, suerte) más los días que me hacen a cambio de devolverlos en mayo, así que otra vez me voy de viaje, tres día en Mallorca y otros cinco en Tenerife, así que de quejarme nada, que me pego una vida que ya quisieran……

Luego imagino que debería de empezar a mirarme los días de vacaciones que me tengo que pedir, no sea que me quede sin ellas, que fue lo que me paso el año pasado, que no me importo por lo que compense con todo el tiempo que estuve de baja.

Bien, he hecho un apaño para que el viaje me salga más barato, una locura vamos, que como me pillen se me cae el pelo y tampoco es que tenga mucho que digamos, bueno, el que no arriesga nada gana es mi lema, si no se dan cuenta y salgo ilesa (de la vergüenza, lo contaré) mientras tanto ahí queda dicho.

Estoy un poco nerviosa, por el viaje, por el tema de las oposiciones, por el tema de la casa, por el tema del trabajo, y sobre todo por otro tema más poderoso aún, el de las relaciones personales, sobre el viaje voy con mi amiga, vamos en plan turista a ver la isla y sobre todo a salir por el ambiente, que otra cosa es que liguemos, que la verdad no es plan.

Sé que lo pasaré genial, como en Madrid, la verdad es que estoy siendo una mala influencia para ella, en Madrid ya nos llamaron la atención por que me empeñe en que me grabara un número musical a través del móvil y nos quedamos cortadas, bueno, sinceramente yo hice como si la cosa no fuera conmigo, vamos que no la conocía y la atención fue para ella, y ahora me la llevo a una isla desde otra, ella prefiere la península y yo soy más de islas, la convencí, a qué precio aún no lo sé, gracias Laura, sé que no lo vas a leer, como que eres abstemia y tu a la taberna ni entras a no ser que te obligue.

Cuidadme la taberna hasta la vuelta, a este paso con tanto viaje, voy a traspasarla…..

Escrito desde el trabajo evidentemente, hoy sólo 9 horas y mañana ya es mi último día.


jueves, 11 de marzo de 2010

darse un respiro

Un kit kat, eso es lo que me voy a tomar, o dicho con mejores palabras, un respiro, hoy es mi última noche, que va a ser de órdago preveo tras los acontecimientos de anoche, quizá pueda dormir 3 horas, las suficientes para no dormirme en el tren y equivocarme de estación, por que es lo que me suele pasar, si, soy víctima de mis circunstancias o quizá el agotamiento es lo que tiene.

A veces las burradas compensan, si te haces 10 días de curro seguidos, luego te consigues más, y es lo que he hecho, tengo cuatro días libres, tres de ellos en Madrid, la capital de la cultura, por que París me pilla lejos, a disfrutar un poco de mi todavía “no muy asimilado” nuevo sentido, así que nada mejor que un banquete para los sentidos como un musical en el teatro en compañía de una buena amiga, “Chicago” con la prota de “el internado”, la maestra se entiende…… me encantan los musicales, me gusta Madrid, me gusta la compañía de mi amiga, me gustan las cañas, me gusta el ambiente (a veces) me gusta pasarlo bien, me gusta despejarme la mente del duro trabajo y para combatir la tristeza de ese tipo de trabajo no hay nada mejor que disfrutar sintiéndote viva, qué paradoja.

Nos vemos, feliz fin de semana a todas, especialmente para mi.

sábado, 6 de marzo de 2010

no se puede

No se puede tirar la piedra y esconder la mano, no, por qué el que recibe la pedrada ha de saber de dónde y por que viene…..

No se puede dar pan al que se muere de sed, por que se te morirá en los brazos.

No se puede vivir de ilusiones…… ni morir por ellas.

No se puede luchar…..si no hay un adversario de tu mismo calibre.

No se puede romper algo que ya está roto……el corazón es un músculo frágil pero con más resistencia de la que se le presupone.

No se puede sentir culpable el que no tiene conciencia del daño que hace.

No se puede tirar de la cuerda mucho tiempo por que se te acaba por enrollar y hacer tumbar al más débil de la cadena.

No se puede jugar con los sentimientos de los demás de esa manera tan fría por que de un calentón te pueden tirar las cartas a la cara.

No se puede pedir peras al olmo ni esperar que los plátanos vuelen.

No se puede ser tan cínica como para decir unas cosas por necesidad sin prever las consecuencias y actuar de forma contraria a las palabras.

No se puede creer nada de alguien que ha dejado de creer.

No se puede premiar con el silencio a alguien que siempre ha estado dispuesta a escuchar.

No se puede hacer milagros ni pedir imposibles pero si rezar a santa maría de las madalenas mojadas en café.

No se puede pretender el perdón de la persona a la que has dejado a la altura del betún.

No se puede comprar la amistad, ni tampoco forzarla, ni mucho menos infravalorarla con mentiras.

No se puede adivinar el futuro, pero si intuirlo con la relación “causa-efecto” en el momento presente.

No se puede cambiar el pasado, ni pintarlo, ni adornarlo con lazos pero si no volver a repetirlo.

No se puede ser tan cobarde y dar la espalda en vez de dar la cara, justificándote con las excusas más absurdas.

No se puede ser una princesa cuando sólo has estado con sapos y renacuajas.

No se puede (a veces) salvar vidas pero si ayudar a que dejen esta con toda la dignidad posible.

No se puede decirle a un sordo escúchame, a un ciego, mírame y a un cojo… corre, por que intentar sacar algo de dónde no hay.

No se puede dar la mano a quién te intenta amputar el brazo.

No se puede esperar que el destino llame a tu puerta, te tienes que colar tú por la ventana.

No se puede presumir tanto de principios por que a veces no te bebes esa agua, pero te hacen tragar lejía.

No se puede tomar el pelo a la gente por que te puedes quedar calva.

No se puede amar a quien no sabe amar.

No se puede vivir con miedo, por que eso no es vivir, es sólo ver pasar la vida desde la barrera y no arriesgarte, puedes equivocarte, pero a veces es mejor un error que cien aciertos.

No se puede ser tan imbécil, tan crédula, tan patética, ni se puede caer tan bajo como estoy haciendo yo.

No se puede salir de un pozo si no te impulsas ni te agarras a cualquier asidero.

Y si no se puede pasar página por lo menos intenta arrancar las últimas hojas.

No se puede pero a veces no queda otra que intentarlo.

Puede haber culpa sin error y quizás también error sin culpa.

No te puedes reír de las cicatrices de los demás, sólo lo hacen los que nunca han sido heridos.

Lo que si se puede y se debería de hacer es nunca dejar de ser una misma, nunca se sabe quién se va a tomar la molestia de intentar conocerte de verdad, aunque lo mejor es conocerse a sí misma para no volver a repetir tantos “no se puede”.

Y frase final, dicha por Kennedy:

“Se puede engañar a muchos poco tiempo, o a pocos mucho tiempo, pero no se puede engañar a todos, todo el tiempo”




Citas - citas-comunidad.com

Sudoku