martes, 26 de julio de 2011

cambios

Las cosas cambian…… o no, todo es según el cristal con que se mire, hay cosas que no cambian en el trabajo, por ejemplo, los abuelos mismos, por quejarse se quejan hasta del calor, de la comida, de nosotras, de las cucarachas, de los sillones, la tele, de sus hijos y demás. Pero como les cambies algo, se arma tal follón que el cuadro de Goya palidecería ante el cuadro que se montaría en la Residecia.




Hay cosas que cambian pero al cabo del tiempo, vuelven, como la gripe, por temporadas, el otro día me avisa un compañero de que la gente murmura a mis espaldas, se ve que siempre que se abre la bolsa nueva y aparece gente nueva, vuelve a repetirse lo de siempre, la gente que con el calor no tiene fuerzas para follar (perdón por la vulgaridad) saca fuerzas para darle a la lengua, pena que no se la muerden, se morirían del mismo veneno que desprenderían.



Nos reímos, mejor dicho, me río yo, de afectarme ha llegado a sudármela, el calor es lo que tiene, porque entre las críticas hacen referencia a que siempre me “escaqueo” (no sé como si siempre estoy en la segunda y ahí es difícil hacerlo), que siempre blablabla, que si esto y lo otro, pero por otro lado luego dicen que debería haber más compañerismo, ya el colmo.



Pero hay cosas que si cambian, tener o encontrar amigas de verdad, descubrir que quienes crees que lo son te mandan a hacer puñetas por algo sin importancia, descubrir que lo que tu dices para que la otra persona no se preocupe se lo toma como un desprecio, la casa cambia, e incluso la comparto con una persona, por un módico precio, me han admitido finalmente y empiezo a estudiar Integración Social, he aprobado tres exámenes y me faltan siete para el título de Pediatría, ojala cambiará las melenas por el meconio que yo me entiendo.



Mas cambios en la dentadura, ahora llevo dos gomas que a veces parece que haya comido jamón serrano, pero ya me queda menos para lucir sonrisa, cambios, cambios, cambios, me encantan, mejor dejar lo viejo y abrir la puerta para lo nuevo, y lo nuevo es siempre mejor.



Entre las cosas que no cambian es mi tendencia a doblar, he aquí el resultado, pero vale la pena, ya no curro hasta primeros de Agosto y a disfrutar de algo que nunca cambia……lo mejor del verano….calor y cerveza: dolor de cabeza.

miércoles, 13 de julio de 2011

anotaciones

The fox number two tenía y tiene una libreta donde apunta sus cosas, yo la ví y le dije en plan niña egoísta. "Yo quiero unaaaaa, y quiero apuntar esto y esto y esto y lo que tenemos que hacer y comprar y planificar y blablablabla" yo soy de culo veo y culo quiero, total que al cabo de unos días apareció la zorri con una libreta de esas pequeñas de anotaciones y una carpeta para mis papeleos porque la que tenía se caía a cachos y daba cosa verlo, si, me lo digo que debería ponerme las pilas y empezar a contar como conocí a la zorri y como me he hecho asidua de esa casa, pero nunca tengo tiempo.

Me regaló la libreta, a la cual inauguró ella con mucha gracia, dejo escrito unas cuantas cosas que son demasiado personales para apuntarlas pero que me hacen sacar una sonrisa cuando la leo, no por nada, su lema es: "Sonríe....vencerás!!!"

Bien, pues ayer me fui a la biblio (si, su lugar de trabajo, es camarera pero como yo me apoltrono en su taberna a estudiar) me pedi dos cañas, venía del Instituto dónde fui a ver si me habían admitido en el Módulo que quiero hacer, que por cierto me excluyeron por un error burocrático al cual tuve que reclamar y blabla....

Estas anotaciones las escribí con dos cañas de más, cierto, se me va la pinza una barbaridad

Jode mucho no poder hacer algo por un error tuyo y tener que esperar un año y cuando ya ha pasado el año, no poder hacerlo po error ajeno.....Viva la incompetencia del sistema educativa!!!!! Lo que es yo no me espero otro año.... RENUNCIO!!!!!!!

Luego vinieron unas amigas y estuvimos hablando un rato, me cansé de esperar a qué terminara de trabajar, así que me puse a anotar un par de cosas más en la libreta, lo del presupuesto del acristalamiento y seguí con lo mío, que es escribir imbecilidades, es lo que hace una cuando aprieta el calor, lleva un par de cervezas y tiene una libreta a mano.....

Y digo yo, alguna vez podré hablar por teléfono? algo que no sea lo típico de llamar a mi madre o cualquier otra persona y mantener una conversación tipo: Dime?...qué llegaré tarde....ok, vale. Pues nada, hasta luego. De momento esto es hasta ahora mis conversaciones telefónicas y vale, que tampoco es que pretenda tener una conversación filosófica sobre la transmutación de las almas, pero joder, aspiro a algo más que lo anterior.

 Y me jode ser tan cabrona y pedir tanto, debería conformarme con lo que tengo, a fin de cuentas, quién me iba a decir a mí hace cinco años que podría tener o conseguir lo que tengo?

Pero ojalá pudiera encontrar aquellas casettes que grabó mi padre, debería ser acojonante oír mi voz y la de mi padre (murió y no tengo memoria auditiva de él) desde la distancia del tiempo porque aunque ahora me oíga no reconozco ni mi voz (sé que es la mia porque estoy hablando, que una no es tan tonta, je) no sé comparar auditivamente en términos de bonito o feo porque me dejo llevar más por mis otros sentidos o el sexto o que mi cuerpo se anticipe y reaccione en vez de mis oídos, porque a veces me pasa que antes de calibrar si una voz es estridente mi espalda nota una sensación de erizamiento.

No creo en Dios, pero si existe, le pido la posibilidad de mejorar....

Para rematar el día, la zorra decidió venirse a Torrevieja y cenar conmigo para esta mañana pasarlo en la piscina después de ir a dar el visto bueno para el acristalamiento (qué ganas) qué pasta me voy a gastar, se salió de mi presupusto pero me han prestado el dinero...

Lo mejor fue al final del día, el colofón perfecto para un día que empezó un poco torcido, lo enderezo ella al pedirme de ver una peli, le dije que escogiera la que quisiera y se me acercó con cuatro para que yo eligiera.... y cuando ví que entre ellas estaba mi tercera película favorita y la ídem de la que me lo regaló, sonreí porque recordé que hay una escena de esa película que siempre me pone los pelos de punta y eso sin oírla, y necesitaba saber si tendría la misma sensación ahora de forma auditiva, y cuando Victor Lazslo se pone a entonar "la marsellesa" y se ponen todos en el Café de Rick a entonarla, tapando con la fuerza de las voces la que cantaban los nazis, uf, fue increíble, la misma sensación multiplicada....me encantó.

Final perfecto y eso que nada ni nadie lo es, gracias K.

lunes, 4 de julio de 2011

tengo una casa


Como decía Arthur Miller, uno trabaja toda la vida para comprar una casa y cuando por fin la casa es tuya…..no hay quien viva en ella.

La casa no la elegí yo, ni tampoco fui elegida por ella al contrario que mi tatuaje o mi trabajo, fueron circunstancias que fueron surgiendo en una de mis relaciones, y por vueltas de la vida me dejaron compuesta y sin novia, con la casa a cuestas y el coche nuevo, al principio sólo es un sitio, pero luego comienzas a recordar y entonces empiezas a pensar, ahí es dónde dormía ella, ahí es donde….. y ahí es donde, y ahí es cuando, la verdad es que odiaba ese lugar y esa casa, durante un par de años eso fue lo que paso.

Las casas son un reflejo de sus propietarios es algo que dicen las revistas de decoración, la mía lo único que reflejaba era el caos, la apatía, el pasotismo, el no quererla, pero como también dicen que la personalidad de una casa la da la gente que vive en ella, la mía no tenía personalidad, por la razón de que no vivía allí, más bien era una estación de paso, donde comprobar que la mancha de una mora con otra se quita no es siempre cierto, pero si que un clavo saca otro, sobre todo si es de la estantería.

Nada habla tanto de una persona como su casa….cierto, verdad? Sobre todo si tienes dinero, tiempo libre y alguna revista del corazón que se empeñe en que la enseñes por un módico precio, pero como no soy la princesa de ningún pueblo, no es que mi casa empezara a hablar de mi, más bien, me gritaba, así que como oigo por los ojos, los cerraba al entrar y hacía lo indispensable hasta que tuviera que ir a trabajar.

No he querido meter a nadie, salvo una relación que tuve y porque era a distancia y en algún sitio tenía que estar.

Pero supongo que las cosas cambian, que siempre acabas por conocer a alguien, o una que se aburre de pagar algo por el que no disfrute, que al final claudiqué, terminé de tirar los muebles, me tragué el orgullo cuando la zorra number two de la casa de ídems (si, ya dije que debía escribir un post sobre ello), me dijo que el novio de su madre le encanta pintar, y le solté de broma pues que se venga, que anda que no tiene para pintar, no se va a aburrir, pensé que era una broma, así que me sorprendí cuando me manda un sms para decirme que se va al pueblo a recoger a P. y que teníamos que comprar las pinturas con las que quería vestir mi casa.

Puede que ahora la casa si sea un fiel reflejo de mi, por que está toda pintada, y de colores optimistas, claros, fuertes, vitales, el salón tiene una pared violeta y las otras grises, el dormitorio, una pared naranja y el resto verde pistacho, el pasillo un verde un poco más claro y la habitación de estudio una pared amarilla y el resto azul.

He puesto cosas nuevas en la cocina, me tienen que acristalar la terraza y la voy a pintar de blanco, el solarium la he pintado, he quitado las cortinas y esas horribles lámparas con ventilador incorporado, he colocado unas lámparas nuevas, chulas y me falta colocar los estores aparte de irnos al Ikea con una furgoneta a comprar unos muebles que le peguen a ese colorido que tiene.

La verdad es que ya no me recuerda a nada, sólo lo gilipolla que he sido en algunas cosas, y que como decía alguien un hogar es un sitio donde alguien es esperado, que es dónde voy a esperar a la zorra este jueves con la cena hecha y la comida del día siguiente preparada porque nos vamos a la piscina a pasar el día, claro que la esperaré pintando las escaleras….. me encanta.

Nota aclaratoria: yo solo pinte el salón, el resto otra persona, pero la escalera la hice yo y me quedo genial, es lo malo de que siempre te llamen torpe de pequeña que te lo acabas por creer, pero si no lo intentas no lo sabes. ahora sé que no sé, pintar, pero el resto si.

Citas - citas-comunidad.com

Se ha producido un error en este gadget.