martes, 23 de septiembre de 2008

de cicatrices, rasguños, quemaduras y demás sinónimos

"Así es como se cura una herida: empieza a cerrarse sobre si misma, a proteger lo que duele tanto y, una vez cerrada, ya no ves qué hay debajo, eso que provocaba el dolor". (Amy Tan, “El club de la buena estrella).


Todos tenemos cicatrices, si una cosa tan frágil y expuesta a cualquier tipo de riesgo, no presenta una cicatriz, quemadura, rasguño, rotura, fisura, etc, no ha vivido, es imposible no tener alguna marca de nuestro paso por la vida, y yo, o soy torpe o he vivido mucho, las peores cicatrices son las profundas, invisibles, ocultas, y sobre todo aquellas que implican un sentimiento, heridas de amor, de pasión, de rabia, humillación, pena, ira, son esas las cicatrices que tardan más en desaparecer si es que alguna vez lo hacen.


De estas últimas, yo tengo un par, una aún esta en carne viva, pensé ingenuamente que ya estaba cicatrizada y en mi atolondramiento y seguridad hice un movimiento brusco y acercamiento hacia la causante de tamaña herida y los puntos se movieron, al darme cuenta me quede quieta esperando que por sí solos, volvieran a coserse, pero tuvo que venir la causante y meter el dedo y tirar del hilo y se fue todo al traste otra vez.


Pero no es de esas de las que quiero hablar, la muerte de un padre deja una buena herida, hay palabras dichas por un hermano o familiar que duele más que un bofetón y hay situaciones en la vida que nos dejan marcados, pero no, no es de ese tipo de lo que quiero hablar, si no de las que se ven, de aquellas que verlas te retrotraen al momento en que ocurrieron, una travesura, un despiste, un hecho casual, un accidente, etc, etc, y la visión te produce sentimientos contrarios, e incluso una sonrisa cómplice o el recuerdo duele, la persona se ha ido, pero la cicatriz te la recuerda.


Por donde empezar, de arriba abajo? De abajo arriba? En esta geografía de mi cuerpo, por el Norte? Sur? Transversal, sagitalmente? O de forma cronológica? Me fío más de mi vista que de la memoria, así que empezaré por arriba, la cabeza, de arriba abajo y casualidades que el último es arriba y el primero es abajo, post a post, para que no os aburráis, que los chatos de la taberna hay que saborearlos poco a poco.


Parte de la cabeza, en el temporal izquierdo, formando un arco por detrás de la oreja, nueve grapas, una cicatriz apenas visible me recuerda, sobre todo el huevo que me han dejado cerca del parietal. No me apetece hablar de esa cicatriz, porque ya aburre hasta a un muerto, llevo muchos meses satisfaciendo la curiosidad de los demás y lo que me queda, además de la rehabilitación y estoy un poco cansada del tema, lo único que diré es que tendré mucha memoria auditiva y visual lo cual es bueno, pero me olvido de la operación y me meto en la piscina o hago algo y luego la presión me lo recuerda y me encanta a pesar de la molestia, me hace sentir más viva que nunca.


Soy consciente de que no tengo ningún cuerpazo, más bien el mío pertenece a la media, tengo un cuerpo que se podría decir estándar, pero al menos, no lo tengo tan marcado ni tan abollado como mi coche, solo he tenido dos operaciones en mi vida, y en sólo una me ha dejado cicatriz y sólo he estado enferma una vez en mi vida y fue la que me dejo con esa secuela que ahora está empezando a pertenecer al pasado, como otras cosas y personas en mi vida.


Así que el balance es bueno, como no tengo tiempo porque la tabernera bastante tiene con limpiar, recoger las caquitas de los ratones, poner provisiones que los clientes son muy exigentes y estudiar para poder dejar la taberna e irse a un hospital, pues seguiré a la mayor brevedad posible desde la parte frontal hacía abajo hasta llegar a mi siguiente anécdota que me dejo un pequeño recuerdo a la altura del entrecejo.

16 comentarios:

  1. Espero que cierren pronto. Las tiendas no, las cicatrices, me refiero.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Tiempo al tiempo.. que al final es éste quien lo cura todo :)

    ResponderEliminar
  3. ...todo pasa querida tabernera...y como la vida no se queda con nada de nadie, para ti, sin duda, será generosa en curas y remedios...¡un cava tabernera!...que hoy estoy rumbosa...un abrazo...

    ResponderEliminar
  4. De cicatrices está el alma remendada y vuelta a remendar. Remiendos que son espejo de otros externos o no. Algunas curan al aire, otras necesitan de cuidados, otras requieren venganza...

    Cicatrices, arrugas de una vida experimentada.


    Bsus de Amp

    ResponderEliminar
  5. Tranquila que una herida aunque se vuelva a abrir vuelve a curarse,sal de nuevo la costrita protegiendo la herida,y en este caso diría que es el tiempo el que hará que se cure, siempre y cuando no se exponga mucho a la causa de la herida.

    besos

    ResponderEliminar
  6. mi tabernera preferida está melancólica. Ay!, con lo bella que es. Tan linda.
    a mi sácame la botella de cava directamente que me has dejado pensativa y fumar no me dejas, y cuenta, cuenta que ahora no te escucha nadie. y hay por ahí esperando yogures, y petisuises que distraen mucho, pa que la fruta si ya la hemos probado. por que como bien dices, algunas heridas se cierran bien, otras cuestan más (y hay te paso a Becquer que no sólo es ñoño sino genio también), otras, siento decirte no se cierran nunca. pero eso ya lo sabes, que eres muy lista.
    "pero quíen se ha llevado mi queso", esto es un librillo de andar por casa, si no lo tienes te lo regalo yo misma encantada. Eso sí, a cambio me dejas fumar en la taberna, aunque sea un cigarrito inocente.
    Y pasea, que hay ojos que enamoran con sólo mirarlos, y escotes que pierden, y risas que alegran, y es tan larga la vida como los caminos del mundo o algunas piernas. y digo piernas por que quiero, que pa eso soy yo la que escribo........
    y un saludo y un beso,y déjame seguir en tu taberna, que a mi los clubs de señoras no me gustan.
    la maruja de estar por casa

    ResponderEliminar
  7. Los cuerpazos para las diosas... y estas para los dioses. Como yo no soy lo uno ni lo otro me quedo con la gente corriente d cuerpos vulgares.

    besos

    ResponderEliminar
  8. ¡ahhhh!!!, el día que inventen un apósito para el alma....
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. lust2, el tiempo? no creo que sea eso, más bien creo que la que cura las cosas es la actitud de la persona, la esperanza y el olvido, pero no el tiempo, gracias por pasarte por la taberna, besos
    mi mundo, ais, abrazote, ganas hay eh, gracias por todo, un besazo

    ResponderEliminar
  10. amp, pues mira tienes razón, yo solo espero que no deje secuelas, como desconfianza y rencor, pero conociendome lo dudo, y de las otras pues nada de recuerdo jaja un beso
    eso esther, lo has clavado, mientras no me exponga a la causa de la herida, y en este caso el tiempo no tiene nada que ver, diria distancia, un beso

    ResponderEliminar
  11. iswar o querida easo o dulce madalena, llámate como quieras jajaja, pues claro q puedes fumar, en la calle jajajaja, venga, gracias por tu comentario, me hizo reir, un beso
    sara pues si, para cuerpos, el de la guardia civila no? jajaja
    un beso

    ResponderEliminar
  12. Yo cuando era niña, quería tener cicatrices, sí no te sorprendas, era como una medalla de honor, al mérito....hoy depués de poquitos años, prefiero regalarlas, pero como no las quieren, utilizo la plastica, ya, lo sé, sólo las oculta.

    Un beso

    ¡¡como llueve!! ¿No tendrás una barca?

    ResponderEliminar
  13. jajaja JM, tu siempre tan oportuno, el día que hagan apósitos para el alma, la empresa que los vende se forra fijo, un besazo, se te ha echado de menos, a ver cuando vuelves eh
    lust2, y a mi el tuyo, y esas maravillosas fotos de Florencia, envidia dan eh, un beso
    belshi preciosa, te creo, la plástica? yo ni esa, jaja, barcas no hay, pero me quedan remos, si las quieres, un beso

    ResponderEliminar
  14. La cicatrices del corazón son las que mas tardan en cerrar, es obvio un musculo que no para de trabajar, gracias a Dios, y en un lugar rodeado de liquido...no cicatriza rapido...de ese tipo de heridas se bastante aún no las he podido entendr mcuhas pero vivirlas ls vivi... de las otras por suerte o por desgracia, podria haber faltado al cole o al curro mas veces, no tengo muchas...Una cerca del labio como secuela de una varicela y en el culo como 15 o 20 pecas como consecuencia de una vez que me cai sentada sobre un cactus redondo que habia en mi casa y cada espina dejo como marca una peca...ah en la panza tengo otra como recuerdo de la primera vez que quise plancharme un vestido... jajajajajaja!!!!
    Asique tabernera ponte un cubata y larga tus heridas que yo escucho!!!
    Besototes preciosa te hechaba de menos pero ya volvi!!!!!

    ResponderEliminar
  15. muchisimas gracias por tu comentario gise, con gente como tu es un placer escribir, un besazo yo también te eché de menos, no te vayas muy lejos eh

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.