domingo, 24 de mayo de 2009

wow....

Wow, fue lo que pensó el mosquito antes de relamerse los labios, o lo que tenga, antes de darse el banquete a picotazos, y wow fue lo que penso la vaquita antes de pegarse el susto y evitar caerse del desmayo.


No se puede estar 17 horas trabajando comiendo poco y trabajando mucho, por que la verdad es que llevo desde hace diez días haciendo tardes y justo ayer me dio por doblar, así que a las cuatro de la madrugada me tumbé en el sofá para descansar un poco, descanso breve ya que a la hora me llama mi compañera por que hay una emergencia que vaya a tal habitación que ella va a avisar a la enfermera, estoy atontada por lo cual no consigo descifrar del todo el mensaje y haciendo caso omiso de la señal de alarma de mi compañera me dirigo a la habitación y al abrir la puertas dos rostros están vueltos hacia mi, una con cara de susto y sueño que me mira como la salvación a sus problemas, empieza a hablar y a contar lo ocurrido, es que me levanté para ir al baño y no sé que paso que tropecé, me caí y.... sigue contando mientras se sujeta el ojo con una toalla, al decirlo intenta enseñármelo, le digo que no, que apriete, que ahora viene la enfermera, intento tranquilizarla a ella y para que negarlo también a mi misma, gotas de sangre empapan el camisón, la cara de la otra compañera es de confusión al verme, y me interroga como un poco desconcertada, asiento con la cabeza por que se lo que piensa y le digo que si, que también estoy de noche, que he doblado.... pobrecita me dice, y mira esta, señala a su compañera, uf, venga, les digo, no os pongáis nerviosas, ya sabéis que en la cara es dónde sale más sangre pero muchas veces no es grave.....


es lo que digo e intento aplicármelo a mi misma, pero al parecer solo funciona durante cinco minutos que se me hacen eternos, la sangre sigue empapando el camisón, un par de gotas furtivamente escapan a la presión y se estampan contra el suelo y el contraste ya es superior a mi, justo cuando empiezan a temblarme las piernas se abre la puerta y aparece la enfermera, momento que aprovecho para escaparme a traición, intento hacer que mis piernas se muevan mientras notó un ligero vértigo y gotas de sudor se deslizan por mi espalda, como puedo me acerco al baño y ante la cara de estupor de mi compañera que se está limpiando la chaqueta de sangre y sin decirle nada me empiezo a mojar la cara, la nuca el cuello con agua fría.....


Wow, me digo mientras me tumbo en el sofá otra vez, justo me suena el móvil, lo miro con extrañeza, a estas horas tiene que ser ella, no puede ser otra, mi corazón empieza a latir un poco más rápido pero el mareo es superior así que aparto el móvil sin leer el mensaje y respiro fuerte, se acerca mi compañera solicita, que si necesito algo, que estoy muy blanca, si me trae agua con azúcar, niego con la cabeza y cierro los ojos.....


Otro rato largo que a mi se me hace como un sueño, me vuelve a sonar el móvil, lo cojo, abro los mensajes y los leo, una sonrisa se dibuja en mi cara, parece increíble pero esta chica me tiene completamente lela y eso que la conocí precisamente hace cinco años, a través de un foro y después de romper y demás historias volvemos otra vez... la semana que viene nos volvemos a ver para hablar y ver de intentarlo, mientras pienso en eso, recuerdo un post del foro que contesté poco antes de ir al sofá, en el cual se hablaba de la forma de superar el miedo a las tormentas u otro ejemplo y creo yo que para superar nuestros miedos no hay más que enfrentarnos a ellos, intentar superarlos, o como decía el gran Oscar Wilde.... "la mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella", y yo siempre he tenido mis miedos, como todos, siempre le he tenido miedo a la sangre y las heridas, siempre me ha producido mareo la visión de la sangre por eso a veces buscaba esas situaciones para ir superándolas poco a poco, pero visto lo de hace escasas horas al parecer fue una ilusión.... o no?


Me da miedo que no lo haya superado, me da miedo hacer las prácticas en un hospital, por que quiero escoger Urgencias a ser posible o Cirugía Torácica, pero tal y como van mis reacciones no sé, o a lo mejor ha sido el simple cansancio, la falta de comida y el pillarme desprevenida por que según la enfermera muchas veces es psicológico.


Wow, hay que ver, lo compleja que soy, como puede ser que soporte el color marrón, el amarillo, el verde, las diferentes gamas de colores para distintos fluidos y exudados y precisamente el color rojo sea el que me de quebraderos de cabeza, con lo bonito que es este color y lo que simboliza... sentimentalmente hablando.


4 comentarios:

  1. NO te preocupes demasiado por lo de la sangre, depende del día que tengas y del cansancio te afectará más o menos... Recuerdo que cuando ayudaba en quirófano en la clínica vet. al principio lo pasaba fatal! y no era por la sangre... era por el olor! jajajaja al cabo del tiempo se me pasó ya que intente meterme en quirófano y enfentrarme las más veces que pudiera y al final lo conseguí!!!! Un besazo

    ResponderEliminar
  2. es que tantas horas no son buenas.. quizá fuera el cancsancio, la msima debilidad. Otro día que estés más fuerte a ver como te enfrentas a la sangre.
    Me alegro que aunque tengas miedo, intentes retomar de nuevo la relación con ella. Si estáis decididas, ojalá haya suerte

    bss!

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy convencida de que lo superaras, al principio te costará pero antes de lo que imaginas no te afectará nada.

    ResponderEliminar
  4. Jops, pues estamos apañaos...porque digo yo,habrá ancianos que tengan ulceras y demás, y ahi ya ves sangre tambien no?
    Y duérmeme máaaas, que no se que vamos a tener que hacer contigo...

    Besuuuus !!

    ResponderEliminar

Citas - citas-comunidad.com

Se ha producido un error en este gadget.