lunes, 7 de diciembre de 2009

mamma mia!!!!!

Madre mía, pensé, pero ha este que le han dado?, el monitor parecía que tuviera hormigas en el cuerpo, tuve el tiempo justo de quitarme el albornoz, meterme debajo de la alcachofa de las duchas, mientras ponía música y se quitaba la chaqueta, pensé, pena que no me pueda llevar los implantes al agua, estaría genial hacer los ejercicios siguiendo el ritmo de la música, menuda coreografía que nos hizo, una hora saltando, haciendo flexiones de todo tipo, abdominales, un poco de natación suave y finalmente relajación, se nota que mañana es fiesta y que evita que nos pongamos como cerdos ante la inminente llegada del gordo, tanto el rojo, como los cantores, y para que no hundamos entre todas la piscina se ha propuesto empezar diciembre con ejercicios más enérgicos.

Bastante enérgicos, por que salí temblando de la piscina para meterme en el jacuzzi, dios, que relajación, quince minutos ahí metida viendo desde el borde el mar y el castillo que se veía de perfil, si movía la cabeza hacia mi izquierda veía a los de la siguiente clase, hacer los mismos ejercicios que yo acababa de hacer, algunos se la deseaban para mantener el equilibrio al hacer unas flexiones, me reí, que le vamos a hacer, no es lo mismo estar que ver las cosas desde la barrera.

Me metí en la sauna, olor a menta, hidroterapia mezclada con aromaterapia, menta mezclada con sudor, pero se sale con una relajación que ni el mejor polvo te puede dar, al menos puedes caminar, lo siguiente que hice fue meterme en lo de los chorros, esa mezcla de agua fría y caliente desde puntos estratégicos y que no tienes tiempo de anticiparte a la agresión.

Luego otra vez dentro, en la inmensa piscina, donde unos chorros de agua gigantesca te hacen unos masajes en el cuello y en la espalda, casi me quedo frita de pie…..

Es que esto de estar de baja, he de aprovecharlos al máximo, me fui a dar una vuelta, me metí en un sitio pijo, a hidratarme con vitamina C y cultura por un tubo, luego ya, a por el coche, a fotodepilación, a leer un libro que me tiene enganchada y con una sonrisa permanente en la cara….. magnífico día.

Mañana para rematar antes de la comida de navidad de la empresa, antes de la farra que me voy a meter con un par de amigos, a base de cervezas, porritos, amena conversación, me espera ver mi segundo musical con implante, el primero con doble implante, ya que el año pasado fui a ver “hoy no me puedo levantar” que me pareció una pasada, de cómo coreaban las canciones la gente, de la coreografía, de las canciones…

Y mañana doble ración de Abba, ese grupo sueco que hacen unas canciones que te dan ganas de salir a bailar, letras superoptimista y energía a tope, nada como un buen musical para salir con la sensación de que todo está como debe estar.

Mamma mía, me espera mañana, será mi primer musical en completo estéreo, voy a disfrutar con los cinco sentidos, esta vez puedo decirlo sin faltar a la verdad, por que…., los médicos se han vuelto a equivocar y el recién operado, no me está dando peores resultados, al contrario, el recién operado esta superando al cojo del izquierdo, pero……. (esa es otra historia)

Hay que trabajar más, y en eso estoy.

6 comentarios:

  1. mamma mía!!! digo yo, jaja, que vida tan agitada estas teniendo en este período de baja!!!, jaja,
    Espero que disfrutes muchiiiisimo el musical y que el cojo tome nota del otro y se ponga a tiro.
    Un beso...

    ResponderEliminar
  2. uf pyxis, disfrute del musical como no te puedes imaginar, una pasada, las ultimas canciones fueron las que mas me gustaron, pq repitieron las mas conocidas, si hasta la gente se levanto, quiero otroooooooooooo!!!!!
    la baja hay que disfrutarla, hoy he quedado, mañana al spa, recoger la baja y quedar con unos amigos.........
    besos

    ResponderEliminar
  3. una gozada leerte así. Continúa, sigue, avanza... cada día que pasa no vuelve, así que... a comerse la vida!.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Mamma mia!!! espero que hayas disfrutado mucho de esa comida, tanto como de ese dia de relajación, aunque a mi me ha puesto nerviosa tanta agitación. ¡qué buenos Abba!

    ResponderEliminar
  5. Sonrío como una pava jodía, me alegra una jartá vaya tan bien el implante derecho y el izdo todo se andará, a los médicos ni caso, tu para adelante que el optimismo ayuda lo suyo también.

    ResponderEliminar
  6. bit, a comersela con patatas, lo que pasa que a veces produce indigestión jajaja
    besos
    Ripley, respira, inspira, no te pongas nerviosa que no sirve de nada
    besos
    jajaja, nones, el optimismo y el trabajo duro jajaaja
    besos

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.