martes, 9 de noviembre de 2010

Allen

Allen es de esas personas, que o se las odia o se las ama, no hay termino medio, su cine es una mezcolanza de diferentes temas, la familia, el amor, las relaciones personales, ese humor ácido que emana en los personajes sobre todo cuando los encarna el mismo director, personajes que se desgarran en la culpa, infidelidades, traiciones, canciones, optimismo, infancia, amor, historias tan reales que quieras que no te acabas por sentir como parte integrante del reparto.

Su cine me gusta, lo adoro, unas películas más que otras, unas historias me llegan me tocan más la fibra, con otras me identifico más con alguno de los personajes, son ideales como terapia de pareja, por que hace que te replantees cosas, hay temas universales sobre los que te hace reflexionar, quizás sus primeras películas adolecen de ser demasiado independientes y surrealistas como algunos de sus libros, y son los preferidos de los intelectuales, o pseudointelectuales por que hay algunos que ni los entienden, pero como estaba de moda, después su cine se hizo más personal, algunas personajes sobre todo los que él interpreta en neuróticos, su primera etapa me gusta, el “toma el dinero y corre” un poco surrealista, un personaje de esos patéticos que sufren calamidad tras calamidad y te ríes de sus desgracias, en esa primera época hasta poco antes de los noventa sus argumentos están plagados de ladrones cobardes, traga sables, circos, orgasmatrones, sexo, septiembres, secretos, madres posesivas, ventrílocuos tartamudos, mafias, personalidades múltiples, egocentrismos, familias esperpénticas, Keaton y Farrow sus musas, aunque me guste más la primera.
Luego su cine, me parece que deja de ser demasiado desencantado para ser un poco más optimista, tragedias griegas, aderezadas de un fino humor plagado de sutilezas, música genial, cada película va acompañada de una banda sonora magnifica, hay hermanas, hay sombras y niebla, hay delitos y hay faltas, hay rosas púrpuras, hay misteriosos asesinatos, hay poderosas afroditas, hay también para que negarlo buenas historias, está Dianne Wiest que es genial, está rodeado de buenísimas actrices y actores, aprovecho que no me funciona el ordenador, no si al final le voy a tener que agradecer al trojano ese que se me ha colado que haya vuelto a disfrutar de Allen, tanto en ingles como en español, por que quiero aprender inglés así que las veo dos veces pero con un intervalo de tiempo, como tengo mucho memoria las veo primero en español y meses después en inglés, si por cada peli, saco de balance el disfrute, el que me haga pensar en algunos temas, por que tiene cada frase a veces y cada historia, aprendo también ese sentido tan fino y sarcástico con el que me identifico, aprendo sobre todo un par de palabras en inglés lo cual no está nada mal.

Ayer me cene a “delitos y faltas” acompañado de una ensalada y un filete de halibut al horno y asistí a la culpa que persigue a Martin Landau por los dos años de infidelidad con Angelica Huston la cual quiere sacar fuera sus tejemanejes de dinero y de paso contarle la verdad a su mujer, y como se la quita de encima gracias al matón de su hermano, la soberbia de Alan Alda que es un director ganador de muchos Emmys cuya biografía va a rodar Allen que es su cuñado y no soporta y lo que quiere es conseguir dinero para poder rodar unos documentales para lo cual debe dejar sus ideales de lado para conseguir dinero, se enamora de Farrow la cual……… genial, como siempre, sobre todo la escena en la que Landau agobiado por la culpa regresa a la casa donde vivió su niñez y asiste como espectador imparcial a una cena que transcurrió hace años en la que se habla de Hitler, de los judíos, se cuenta chistes, se habla de moral y al llegar a este punto él deja de ser espectador e imparcial y lanza una pregunta, y si se comete un asesinato? Interroga, y empieza un debate, me encanta esa mezcla de culturas, un hablar ahora de Lenin, de Hitler, de la lógica, moralidad, asesinatos, Dios, los crímenes, la culpa, de todo, y hoy me he comido una pechuga a la plancha con cebolla y tomate y he acompañado a Allen en su periplo por “Manhattan”, dónde encarna a una persona que en teoría debería ser feliz, un cuarentón que tiene un trabajo de la ostia, lo malo es que no le gusta, tiene una novia que está muy buena y es joven pero no la ama, y también tiene una ex mujer la putada es que es lesbiana y está escribiendo un libro dónde pone a caer de un burro el matrimonio y a la que el quiere matar, pero conoce a Diane Keaton (adoro a esta mujer) y todo cambia, esta al menos es optimista, es divertida, y acabas con una sensación de que a fin de cuentas todo lo bueno está por llegar, si sabes esperar, tengo pendiente de ver Annie Hall con mi adorada Keaton y una comicidad simplista pero esperanzadora en la que Allen es un cómico que por inseguridad está a punto de perder a la mujer de su vida, me encanta la música y la escena con el cangrejo.

Pero también me gusta Preston Sturges, ese director de películas sencillas y cómicas en las que salen bebés, chicas bonitas, hombres íntegros e historias optimistas y cómicas en la época americana anterior durante y posterior a la segunda Guerra Mundial, también me encanta ese gran director que para Trueba era Dios, Billy Wilder, uno de los mejores directores del cine, es difícil que no te guste alguna de sus películas y que ha dirigido mi película favorita “el apartamento”.

Es antiguo (el post) cuando me operaron del primer implante me pegue una enchufada para hacer rehabilitación con la colección de este director, en castellano subtitulada, quiero ver las últimas de él que no las he visto.

Ahora que llevo dos implantes todos los días veo un par de capítulos de Buffy (si, soy friki) o alguna película clásica, ya que voy a hacer rehabilitación que al menos sea divertido, qué es lo que están proponiendo ahora algunos psicólogos, de hacer “cineterapia” y las de este director están para las terapias de pareja, así que si discutís con la moza sobre que hay de cena, os enchufáis alguna de este.

Y para reírse un poco:

Las ventajas del nudismo saltan a la vista.
solo quien ha comido ajo puede darnos una palabra de aliento.
La inactividad sexual es peligrosa, produce cuernos.
Hoy en día, la fidelidad sólo se ve en los equipos de sonido.


4 comentarios:

  1. Sinceramente? Yo creía que me encantaban sus películas y me he dado cuenta que no es exáctamente así. Quien hace que me parta de risa y entre de lleno en su ironía es él. Las que él mismo protagoniza. Es que.. te vas a Barcelona y Viky y su p.m y... otras en las que no actúa y buf! atragantaera!. Sin duda, para mí, TODAS en las q trabaja son las buenas. ES SIMPLEMENTE...GENIAL. :D
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. A mí me gustan y no me pierdo ninguna, evidentemente las hay mejores y peores pero sólo porque las dirija él ya merecen el precio de la entrada.

    La escena del robo en "Toma el dinero y corre", que creo que es su primera peli, es buenísima, cuando el cajero no entiende la nota y se la da al de al lado, delirante de todo punto, jaja

    Besos

    ResponderEliminar
  3. A mí me gusta mucho él y mucho más sus mujeres. Manhattan es brillante y Delitos y Faltas, Interiores, Alice, September, Otra mujer, Días de Radio... Y Billy Wilder, otro de mis directores preferidos.
    También tiene algún bodrio como Vicky, Cristine, Barcelona, pero como le dice Jack Lemon a su acompañante en "Con faldas y a lo loco" cuando le dice que no es una mujer sino un hombre: "nadie es perfecto" Y yo a Woody se lo perdono casi todo.

    ResponderEliminar
  4. mujerD., la verdad es q en parte tienes razón, cuando actúa el la pelicula suele ser mejor, pero no siempre porque una de mis preferidas es "Balas sobre Broadway" y él no sale, es John Cusak su "alter ego" y lo borda.
    besos,

    cleta, la escena del robo es genial, pero creo que su primera peli no fue esa sino "zelig" una un poco rara, son geniales la verdad, besazos

    Martina, veo que también eres una de sus admiradoras, sus musas son geniales, todas las que actúan con él lo hacen mejor, parece que saca registros en ellas que otros no ven, por ejemplo en "Hanna y sus hermanas" todas están geniales, y esa frase de wilder es genial, la pelí es una de mis favoritas...
    veo que tenemos gustos parecidos, jajaja
    besazos

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.