viernes, 31 de diciembre de 2010

nochevieja

¡Dentro de nada… Nochevieja, ¿eh? ¡Qué estrés! Yo en nochevieja me siento… me siento… no sé, me siento como un toro, ¿no? Cuando llega la fiesta miro alrededor y me da la sensación de que todo el mundo se lo está pasando bien, menos yo.


El estrés comienza con la cena. Aquello parece una prueba del Gran Prix:
Tienes que llevar calzoncillos rojos, tener algo de oro para meterlo en la copa,preparar las doce uvas…
Y contarlas varias veces, porque, como son todas iguales, te equivocas:

- Una, dos, tres, cuatro… una, dos, tres, cuatro, cinco, seis… Esta pocha ya la he contado… Una, dos… siete, ocho… ¡Joder, las doce menos veinte! ¡Chavalín, trae el Rotring, que las voy a numerar, como en el Bingo!

Y tu mujercita:

- ¿Queréis venir, que se enfrían las gambas?

Que esa es otra: te tienes que comer todo lo que está en la mesa… Y antes de las doce; que, con las prisas, más que pelar gambas, parece que estás desactivando una bomba.

- ¡Coño, las doce menos diez! ¡Mari, no me da tiempo: hazme un sándwich con el cochinillo, que ya está terminando Cruz y Raya!

Y no eres el único que está agobiado, ¿eh? No hay más que ver la tele.
Allí están Ana Obregón y Ramón García, explicando a toda España como funciona un reloj. Acojonados por si se equivocan:

- Cuando la aguja pequeña esté en las doce y la grande también.. serán las doce.

¡Coño, como todas las noches!

- Y entonces bajará la bola y… luego vienen los cuartos, ¡no vayan a empezar a comerse las uvas, ¿eh?

Vamos a ver: ¿por qué nos explican mil veces que nos comamos las uvas en los cuartos y nadie nos explica por qué coño tiene que bajar una bola? ¿Qué clase de reloj es ése?

Cuando por fin llegan las doce, en toda España se oye lo mismo: Cla, cla, cla, cla… es la bola: cla, cla, cla… Din-don…

- ¡Ah no, que son los cuartos!

Din-don…

- ¡Escupid que son los cuartos!

Din-don…

- Pfbbbbbbbb… ¿qué son qué?

Din-don…

- Los cuartos…

Ton…

- ¡Ahora, ahora!

Ton..

- ¡Una!
- ¡Que no, que vamos por la segunda!

Ton…

- Pues me meto dos…

Ton…

- Seis…
- ¿Cómo que seis?

Ton…

- A mí ya no me caben más, ¿eh?

Ton..

-¡Eh!, ¡deja mis uvas, cabrón!

Ton…

- ¡Es que se me ha caído una al suelo!

Ton…

- Bgrfds…

Ton…

- Bggggdffffff…

Ton…

- A mí ya no me quedan…

Ton…

- Bgggggdffffff….
- ¡Pues a mí me sobran cuatro!

Ton…

- Bfgggggggg, grounfffffff…

Y cuando acaban, toda la familia con la boca llena de babas, a darse besos:

- Feliz año, eeeeeeeeeh, felicidades, grfdddfd…

Y suena el teléfono: ¡riiiiiiiiiing!

- ¡Pero coño! ¿Ya están llamando? ¿No se pueden esperar?
- Pues a mí todavía me sobran dos…
- ¡Champán, que alguien abra el Champán!

Pero, bueno, ¿a vosotros os parece lógico empezar el año así?

¡Qué estrés, de verdad!

Pero como es Nochevieja… tienes la obligación de divertirte. Así que después te vas a un fiestorro a un sitio en el que, si caben mil personas, el dueño ha decidido meter a cinco mil doscientas. ¡Muy bien! ¡Cuatro mil doscientas más de las que caben! ¡Quédate en la calle si te apetece, con la pelona que está cayendo!
Así que entras. Lo bueno que tiene ir a un sitio así es que te puede pasar cualquier cosa.
A mí el año pasado me ocurrió de todo. Yo estaba tan tranquilo,tomándome mi cubatita de garrafón, cuando de repente un tío me cogió por detrás y me dijo:

- ¡¡¡¡COOOOOOOOONGAAAAA!!!!!

Y, claro, que vas a hacer, pues te pones a bailar… ¡Eso te lo hace un tío en el autobús y le partes la cara! ¡Pero como es Nochevieja… ! ¡Pues hala! Y de repente te das la vuelta y llevas cien personas enganchadas a tu culo. ¡A ver como escapas de ésta! Porque una conga es como una secta: entrar es muy fácil pero salir es muy jodido. Porque en el garito hay como doce congas girando a toda pastilla…
Bueno, pues iba yo conduciendo mi conga… por mi derecha, cuando, de pronto, me veo venir en dirección contraria una conga suicida acojonante conducida por un gordo con casco de vikingo. Yo le iba a hacer ráfagas, pero como las congas no llevan ni luces ni nada… pues, para evitar la colisión, di un giro brusco a la derecha… ¡Y me tragué entera una columna de espejitos! ¡Siniestro total!

Doce heridos leves y una columna de espejitos destrozada. Y yo, con una ceja abierta tirado en el suelo pensaba: cagao!

Y en ésas, me desmayé.

Al despertar estaba en la sala de urgencias, rodeado por todos los de mi conga. Algunos todavía no se habían desenganchado; habían venido corriendo detrás de la ambulancia.
Bueno, las urgencias en Nochevieja, hay que vivirlas. Si en la sala caben cincuenta personas, el dueño ha metido a ciento cincuenta… Como el de la discoteca. Y como allí también es Nochevieja, el camillero lleva un gorrito de moro, la enfermera un collar de hawaiana y el que te cose la ceja unos dientes de Drácula, ¡que te da una confianza… ! El tío te dice:

- ¿Qué ha sido? ¿Con una moto?
- No, con una conga.
- ¡Ay!, si es que van como locos con las congas…

Cuando salí de allí me quería ir a mi casa, pero como era Nochevieja, acabé a las ocho de la mañana con la ceja grapada en un bareto…

- Oiga, póngame un chocolate con churros.

- Pues sólo nos queda Nesquick y algunos dónuses… Es que los últimos churros se los han tomado los de una conga, ¡traían un cachondeo…! Había un gordo que llevaba un casco de vikingo… ¡No le digo más! Y es lo que yo le digo a los clientes: si no disfrutas en Nochevieja, ¿Cuándo vas a disfrutar?

¡¡¡ FELIZ AÑO 2011 !!!



Lo siento, no lo he podido evitar, bonita forma de despedir el año, con un poco de humor, no hay mejor fórmula que esa, si despides el año con una sonrisa lo recibirás duplicado..... afortunadamente la celebro con la familia, con una nueva incorporación (o dos) a esta original familia de la que formo parte, estas fiestas no puedo decir que hayan sido geniales, pero si divertidas, nada como pasarte la nochebuena por la noche limpiando los desaguisados de 200 abuelos empachados, ni de pasar la navidad con las compañeras, ni de tener que hacer de cura...escuchando lloros y confesiones ni de aplicar humor para solventar ciertas situaciones hipersurrealistas, ni de huir de tantos regalos de pacientes y familiares si no es por eso me pongo como una foca, he acabado por odiar los turrones y polvorones amén de los bombones, si veo uno lo espachurro, hemos celebrado dos veces el día de los inocentes, hoy es nochevieja, lo celebro cenando con mis compañeros en la Residencia, con humor como siempre y a echar una carrera por la N-332 para llegar a tiempo a las uvas, que esa es otra, me emociona por la tonta razón de que es mi tercera entrada de año sin atragantarme, mi segunda entrada de año enterándome de las campanadas, no sabía que el simple sonido de eso pudiera removerme tanto, si me lo llegan a decir no me lo hubiera creído..... y este año se me presenta mejor, si, estoy ilusionada y motivos tengo. Gracias a todas vosotras por acompañarme en este año que despido con una sonrisa, por vuestros comentarios de ánimo, y también a las que han estado ahí pero no se han dejado ver...y a las que han pasado a ser parte de mi día a día (como María y Max), gracias por mandarme el correo, me he reído mucho....besos y feliz año nuevo para ti.

11 comentarios:

  1. pues a por las uvas y a oír alto y claro las campanadas, feliz año.

    ResponderEliminar
  2. Feliz año 2011. Y las uvas son mejores a las 2 de la mañana, ya verás.

    ResponderEliminar
  3. "…………(¯`O´¯)
    …………*./ | \ .*
    …………..*♫*.
    ………, • '*♥* ' • ,
    ……. '*• ♫♫♫•*'
    .........….. ' *, • '♫ ' • ,* '
    ….' * • ♫*♥*♫• * '
    … * , • Feliz' • , * '
    …* ' •♫♫*♥*♫♫ • ' * '
    ' ' • . Navidad . • ' ' '
    ' ' • ♫♫♫*♥*♫♫♫• * ' '
    …………..x♥x
    …………….♥

    y Prospero Año Nuevo"

    ResponderEliminar
  4. jajajaj estupendo. FEliz año para ti también y gracias¡

    ResponderEliminar
  5. jajajajajajaja dí que sí, nos pones las pilas riendo y así seguiremos la noche. Muchos abrazos y felicidadessssssssss.

    ResponderEliminar
  6. uyy que stresssss si dan ganas de que sean San fermines jajajjaja


    que tu año sea genial lleno de cosas buenas

    ale que me voy

    achuchones

    ResponderEliminar
  7. Feliz Año Nuevo, (espero que no te cruzaras con un conga por el camino).

    ResponderEliminar
  8. Me entusiasma pensar que una persona adulta tiene la capacidad de emocionarse con algo relativo a las Navidades. El oir las campanadas es como volver a ser niña, no? Es genial!

    Un abrazo enorme y feliz año!!

    ResponderEliminar
  9. jajajaja me ha encantado niña! me he reido mucho, muy bueno, si señor!!!

    Yo también en familia y tranquila, Feliz 2011, que este nuevo año te traiga toda la felicidad del mundo.

    Millones de besos.

    ResponderEliminar
  10. muchas gracias a todas por vuestors comentarios, la entrada de año fue genial, lo estoy pasando bien, porque no trabajo y he quedado con "ELLA", y eso es todo, feliz año a todas y besos

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.