viernes, 30 de abril de 2010

pesca


Hay diferentes tipos de cansancio, a lo largo de este año he saboreado varios, el más soso que es el cansancio físico, el más amargo que es el cansancio mental, el más agrio, sería el cansancio vital, en el que ya te da igual y no tienes fuerzas para luchar, el más ácido que sería ese cansancio que poco a poco te va hundiendo, y el más dulce es aquel cansancio que no es tal…., hoy estoy dulcemente cansada, ese cansancio que te da el no haber dormido en dos días y que te has dedicado a hacer todo aquello que te ha venido de forma imprevista y te has apuntado sin pensártelo dos veces.



El lunes el cansancio ya era físico, la espalda me pedía descansar, los gemelos los tenía agotados y las muñecas ya me dolían, el martes el cansancio ya era mental, de los follones que ha habido estos últimos días, cosas entre las del turno de mañana y de tarde, P. A y yo protestando no recuerdo por qué, atrincherados en la segunda planta, hablábamos del cansancio, es curioso, en eso nos pusimos de acuerdo, en palabras textuales de P. hasta la polla estoy de las del turno de mañana, habéis oído lo que nos ha dicho, pasando a contar el rumor, protestas, cabreo, palabras de más y gestos de menos, miradas, pero que se creen, que nosotros no trabajamos, mira tío, estoy cansada de ver que por más esfuerzos que haga, siempre hay una pega, cansada estoy yo de currar, siempre la misma planta, siempre las mismas historias, pues hagamos algo distinto, A, alza las manos para llamar la atención, yo con la cabeza apoyada en la mesa y cara de resignación…. Quemamos la resi?, eso nunca lo hemos hecho, no? Risas, más sencillo contesta A. vámonos a pescar y que les den morcilla a estos, no me van a amargar, P. que es el dueño del barco, se encoge de hombros, poneos de acuerdo vosotras, nos miramos…. Lupe, el jueves???, pero temprano eh, le digo que estoy tan cansada que no tengo fuerzas para despertarme….. se ríe, nos reímos todos, estamos peor que los abuelos, dice sentándose en una silla de ruedas P y haciendo aspavientos para que le sirvamos un yogur….. me voy a comer, digo levantándome, a este paso, me jubilo aquí….


Al rato se me acerca A. mira Lupe, haz mi noche del miércoles y cuando termines coges el coche y nos vemos en el puerto, tráete lo que quieras, que comemos allí, como comer? le digo si yo el jueves curro de tarde, pero es igual, me hago la tarde y pasamos el jueves toda la mañana pescando…..dicho y hecho.

Me gustan las cosas que surgen sin planificarlas tanto, porque por norma general se convierte en algo mucho más divertido, la noche estuvo bien, tranquila, cosa rara, dormi tres horas, me desperté termine de levantar y me preparo para irme, cuando empiezan a entrar las de la mañana, que vaya a ver al director, me pongo a temblar pensando que la amenaza de una compañera de hacerme un parte ha sido algo real, aunque el motivo no fuera para hacerlo, decido no comerme la bola antes de tiempo y subir a ver al director, fechas para las vacaciones, que cuando me las cojo, no me lo pienso dos veces y se lo digo, vía libre, nadie las ha cogido, para mi……

Me voy al puerto en coche, después de subirme la camiseta y enseñarle el bikini a un abuelo que me silba, otro que me ruega que lo lleve, me escapo y en media hora aparezco en la moto de P. que me lleva al barco donde A. ya está en plan señora del barco, bocadillos, cebos preparados, bebidas enfriándose, les explico el motivo de la tardanza y A. me suelta, joder, te llega a poner esa un parte y saltamos todas a su yugular, nos reímos, nos relajamos, empezamos como siempre a hablar del trabajo, hasta que nos cabreamos con nosotros mismo, venga, a disfrutar……

El viajero se llama el barco, me dice P. que si nos hacemos fotos, me explica como funciona el motor, como guiarse, qué hacer, yo que soy tan curiosa le pregunto por todo, me siento en el cuadro de mandos, cojo el timón y sigo sus indicaciones, eso de estar rodeada de mar por todas partes a mi me fascina, el ruido del motor, que esta vez no son vibraciones sino un ronroneo suave y grave, pregunto por algunos sonidos que nunca he oído, el aire me hace cosquillas en la nariz y el sol me hace guiñar los ojos, pero disfruto como hacía tiempo no lo hacía.

Al rato, paramos el motor, echamos el ancla, entre la manga del mar menor y San Pedro, al este la costa, me explica como poner los cebos, como soltar la caña, como tensar la cuerda, como sujetarla y como tirar cuando empiece a notar las ligeras sacudidas, como mordiscos, fallido, se me engancha el anzuelo en el dedo índice, mis gritos hacen que dos gaviotas salgan volando hacía el horizonte, segundo intento, los tres anzuelos se lían entre sí y la caña sale echa un lío, paciencia y a desliar entre risas, a todo esto, A ya ha pescado tres peces, sus grititos de emoción me meten caña nunca mejor dicho y consigo pillarle el truco, pongo tres cebos en sus correspondientes anzuelos y ante la expectante mirada de P. lanzo la caña, tras varios intentos, la subo, los muy….se lo han comido y no han picado, estoy a punto de darme por vencida y dedicarme a tomar el sol y beber cerveza, pero como soy cabezota y yo he ido a pescar, sigo intentándolo, al quinto intento ya le cojo definitivamente el truco, pero claro la caña se me mete entre los muslos y casi me tira, empiezan a picar, uno al principio, luego de dos en dos, como las ofertas del mercadona, yo feliz, cada vez que picaba, decía, tres, cinco, siete, nueve, diez, doce, pesqué 31, las únicas doradas las pesqué yo, A, pescó un pulpo y P, pescó una insolación y no pescó nada, se dedicaba a nosotras, joder, que bien lo he pasado….

Llegué tarde al trabajo, con el cubo lleno de peces, directamente me subí a la segunda sin mirar el panel de los turnos, para qué? me digo mentalmente si siempre me toca arriba y para allá voy con el cubo, en efecto, me están esperando, sube otra por que se quiere cambiar, Patri quiere estar arriba, yo quiero que esté arriba, le digo a M. que si se baja le dejo que se lleve los pescados que quiera, menos la dorada claro, me mira, mira el cubo, mira a Patri que le hace ruegos con las manos, y dice, joder, me bajo, se va, estoy toda colorada del sol, con el bikini y sin uniforme, nos reímos, organizamos el trabajo y cada una va a lo suyo, al rato sube una, ha venido a cubrir unos días, hace lo menos medio año que no la veo, me cae muy bien y nos llevamos muy bien, le digo de escaparnos luego a comprar bolsas de hielos para el pescado, dice que la próxima vez se viene ella también a pescar.

Paso la tarde trabajando, es genial, estoy cansada pero es un cansancio agradable, soñoliento más bien, a poco de empezar a acostar me doy cuenta de que ellas sin decirme nada hacen el trabajo más duro y me dejan lo más fácil, ves?, eso es compañerismo y nada de quejas, uf, o no escribo o me enrollo como las persianas, no tengo ganas de resumir.

Nota curiosa, en el instituto la profesora de historia me bajo un punto en un examen genial, el motivo???? Tenía que aprender a simplificar y yo por qué? si todo es importante…..mujer pero si napoleón murió en la guerra no hace falta que digas que fue lo último que comió….

7 comentarios:

  1. Tantos peces me recuerda al chiste ese en el que a un señor le decían,
    -Enhorabuena, le ha tocao un viaje a Túnez!
    Y el señor respondía,
    -y yo, ¿¿para que quiero tanto pescao??.
    De atunes no sé, pero de doraditas te vas a hinchar! ;-). Feliz descanso.

    ResponderEliminar
  2. eso es sabiduría de vida xD disfrutar!! :D y que no te pare la pereza, que luego, aún con cansancio, sigue siendo genial ^^

    qué feliz xD

    ResponderEliminar
  3. pues si el cansancio es dulce, bienvenido sera! pero de vez en cuando hay que parar eh, que no se transforme en amargo! :P

    ResponderEliminar
  4. jirafita, que tiene más gracia tu chiste que mi post jajajajaja, hay que ver eh, pero tengo excusa lo escribi ya cansa (al cuadrado)
    besos
    mar, claro q es sabiduria jajaja, otra cosa sería de tontos
    besos
    gracias nosu, el problema es que yo no sé parar, estoy teniendo unos dias de cansancios dulces..... y que siga asi
    besos

    ResponderEliminar
  5. le dijiste lo último que comio Napoleon??? jajajajajjaa que grande!!!! ajajajajajjaja

    ResponderEliminar
  6. madre mía! pedazo post! no me extraña que hayas acabado cansada si es un post eterrrnooo. tenía razón tu profe del insti, jeje.

    ResponderEliminar
  7. si, tanais, hasta conte la última cena de Napo.... y no era una napolitana precisamente jeje
    oido al canto ripley, para la próxima resumo
    besos

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.