martes, 25 de noviembre de 2008

aula de prácticas

A la sala de prácticas se puede acceder desde dos puertas distintas, una desde la misma aula de enfermería dónde damos teoría, que es bastante espaciosa con una tele al lado de la pizarra para cuando las profesoras se levantan con perritis (inflamación de los huevos o algo asi), entonces mientras un grupo se queda teorizando o en la contemplación de la vida de Florence Nightingale en 17 pulgadas y en blanco y negro (me despertó a codazos mi compi de fatigas), otro grupo avanza hasta el fondo del aula, abre otra puerta que le traslada a otro mundo, es el aula que más me gusta, donde realizamos las prácticas.

Lo primero que se ve al abrir la puerta, es un espacio amplio, luminoso y oloroso, huele a tuberías, a cerrado, es lo malo que tiene, por mucho que nos quejemos y dejemos al lado de los lavabos el correspondiente aviso de no quitar el tapón, nadie hace caso y los efluvios nos lo tragamos sin chistar ya.

Aparte de eso, el resto hace olvidar la pequeña pega, la primera vez que entré y de eso hace un año, lo primero que se ve es un espacio inmenso, los ojos siempre enfocan a la lejanía que es donde está Paquito, ese bulto de huesos, bien plantado, bien limpio y sobre todo, al que conocemos muy bien, desde la aponeurosis epicraneal, más bien el frontal hasta la última falange del dedo, hueso a hueso y con el que nos hemos hecho fotos, inclusive la menda, al lado de paquito está el sillón dental, que si no fuera por que es muy temprano me dedicaría a imaginar posturas inverosímiles a tres o más bandas y sólo mujeres, pero a esas horas libido no hay.

Detrás de Paquito y su sillón, esta lo típico, una pizarra inmensa con sus tizas y demás utensilios, al lado de la pizarra hay una banqueta, que es donde está todo el material dental, desde lo básico en las prácticas de reconocimiento dental hasta los talladores y espatulas, materiales diversos hasta con los que nos hemos impreso en yeso nuestra huella bucal. Encima de todo esta la santa caries, un pedazo de diente a tamaño grande para estudiar las cavidades y demás. Da miedo.

Al lado de la santa, esta la puerta, esta es por la que nos escapamos para ir al aseo, cuando nos fugamos, cuando hay un aviso de bomba, cuando las tías buenas del aula de laboratorio hacen de las suyas y tenemos que salir pitando.

Al lado de la puerta hay tres armarios juntos grandes y espaciosos con muchas baldas y estanterías, en las que abunda el material de lencería, material de higiene, instrumental de quirófano, sondas, aparatos de reanimación, riñoneras, vendas, de todo lo habido y por haber, tanto que a veces nos perdemos para buscar algo, presidiendo todo esto, en lo alto del todo, en una de las estanterías están cuatro e incluso cinco si la memoria no me falla, botes grandes de cristal en el que hay una vesícula, pero sobre todo, llama la atención…………….

Igual sigo mañana, ya veré eh, jajaja, es que es muy largo y tengo examen

17 comentarios:

  1. lo de los botes con vesículas, una monería, no? lo mas fashion del mundo!jeje...

    ResponderEliminar
  2. imaginar posturas en el sillon dental??? por dios!!! yo solo es verlo y me cagoooooo. Muy bonita descripcion y OK, mañana o cuando quieras, sigues pero esta vez... por favor no lo pierdas!!!. Venga: mucha suerte en ese examen.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Material de lencería...jejejejejejjj... pensaré bien ó no? Y los puntos suspensivos, también he de pensar bien?...jajajajajj

    ResponderEliminar
  4. uis parece que estaba allí...lo del olor me jode un poco, al resto le podría sacar partido :P jaja besos

    ResponderEliminar
  5. Angie, si, claro, lo más fashion, tanto que me he pensado en mangar la vesicula y decorar mi salón jajajaja, un beso
    Sarita, pues si, ya sabes que yo de imaginación voy sobrada, pero claro, es ver a la profe y se me baja la líbido hasta lo más profundo, mañana sigo, si es que seguis queriendo aburriros jajajaja, besos
    Anubis, el material de lenceria son las sábanas y demás así que, no te embales eh, que camisones y picardias no hay, piensa mal eh, que acertaras más, que hay en los otros botes? y en el resto de la estancia? pues lo típico jajajja
    ay marisa, jamia, tu si q tienes imaginación, pero no me asustes, no vaya a ser que la que respire mañana en mi espalda seas tu eh jajaja
    un besazo

    ResponderEliminar
  6. dios..en comparación contigo.. yo las imagíno encima de la tribuna donde se pone a dar clase la de penal.. aunque bueno.. para líbida alta ya está la de los cuartos de baño masculinos de filología.. jmmm... bonita descripción de tu aula.. la mía es enorme, llena de bancas de madera maciza pintarrajeadas y que en dos horas te hacen literalmente, el culo polvo.. uuuuuuuuuun besote!!

    ResponderEliminar
  7. Aysss qué cosilla dá con los huesitos por ahí pululando y ese olor fétido....pero mira, está claro, cuando más asqueroseta es la situación, mas uno se escojona!
    A qué si?
    A mi al menos me pasa; P

    y nos dejas a medias....tú te has ido por la tercera puerta y no nos lo has dicho, jajaja!!

    BESOTES!

    ResponderEliminar
  8. Me he desorientado, habrá sido el formol.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pues si q te has fijado bien jejjeje paquito es como de la familia no? jejejej q gracioso

    ResponderEliminar
  10. Huy, leyéndote esto de las prácticas me ha recordado cuando en el laboratorio de microbiología, la primera vez que entré, sorbiendo por la pipeta un cultivo de gripe, me lo tragué sin querer. Y eso que era la reina de la pipeta. En fin...

    ResponderEliminar
  11. querida, a mi ponme algo para beber, y después ya te comento.
    hoy hay barra libre no?,
    pues ves pillando personal pa la taberna, que tienes ya mucha clientela.
    un besin,
    I.
    te dejo que me pongas a parir lo que quieras en mi otro blog.
    no me voy a enfadar nada, nada.
    como mucho, me hago un porrito en la taberna, en la calle claro.
    ah!, y dime si quieres que te enlace.
    I.

    ResponderEliminar
  12. lo experta que me voy a hacer con el blog,
    las practicas de enfermería, las tengo casi aprobadas.
    I.

    ResponderEliminar
  13. Dios, entre la entrada y los comentarios creo que estamos todos perdiendo el horizonte, el eje, el norte y la cordura, sisisi, sobre todo la cordura. Mira que ver bonito un lugar donde la gente sufre, se desangra, se infecta, llora, se corta, se sutura, se inyecta, se observa (como ratitas de laboratorio) una porquería. Es verdad que allí también se cura, pero que va... eso no alcanza, da miedo (y por eso los admiro tanto) trabajar en lugares así, con instrumentos así y materiales tan descartables (por la sangre y las bacterias).

    Igual gracias por abrirnos las puertas de tu lugar de estudio y práctica (que pena que tengan un tv tan pequeñita y pasen un programa tan aburrido, quizás con otro tipo de programación y otra televisión la pasen mejor, no te duermas. Pero por otro lado, no sabrían nada a la hora de trabajar y todos la pasaríamos mal).

    Nes

    ResponderEliminar
  14. Yo me quedo con Paquito....
    no da nada de guerra el pobre.
    jeje..


    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Lust, menuda imaginación tienes tu, la tribuna??? uy madre, dejemoslo eh jajajaja, un besazo
    chist chuspi calla, tercera puerta no, pero me he roto una pierna intentando salir por la ventana, un beso
    Djuna, formol?, como no sea la bomba fétida de las de laboratorio, jejeje, tranquila, que hay puertas de sobra, besos

    ResponderEliminar
  16. Jess, cierto, Paquito es de la familia, es el más conocido de todos, no si el dia que compre loteria de navidad lo voy a frotar en el frontal, besos
    Dintel, eso por presumir de ser la mejor pipeadora eh, madre mia, espero que a mi eso no me pase, besos
    Madalena, o dulce y bella easo, no me tientes eh que te empapo en vodka, claro mujer enlacame todo lo que quieras que hay confianza, y si fumas, pasa que hay que compartir
    un beso, hoy no hay barra libre que la tabernera está de examenes

    ResponderEliminar
  17. jajaja, Dylan, si, entre los comentarios y el post, yo me he reido mucho, y más que me voy a reir mañana cuando haga el examen, un beso
    oye, a que le cambio el nombre a Paquito, adivina cual le pongo, pues si, no da guerra no, un beso

    ResponderEliminar

Citas - citas-comunidad.com

Se ha producido un error en este gadget.