domingo, 15 de enero de 2012

catorce de quince

Con retraso llega el penúltimo post sobre la teoría de Punset, que me ha servido de algo, aunque hoy:


Uno: he perdido un día, porque hacer turno de noche hace que te desorientes un poco, pero al menos el día de hoy (ayer) se me pasó rápido.Dos: después de escribir el post, nos fuimos a realizar los cambios y dar las hidrataciones, cuando entro en una habitación me doy cuenta de que se oye una respiración nasal y entrecortada, le quito la colcha y le miro el estómago al abuelo, aviso a mi compañera y avisamos a la enfermera, otro más para el hospital y yo contenta porque me doy cuenta de que voy asociando lo que oigo, antes simplemente lo hubiera oído pero no lo hubiera asociado a nada, un ruido raro y no le hubiera dado importancia, ahora voy contextualizando y entendiendo, tres: viaje de vuelta a Alicante, cansada, contenta y escuchando música, pensando en todo lo que tengo que hacer en el resto del día, cuatro: desayuno completo, pijama y bata y visionado del documental de “parálisis cerebral” para hacer un trabajo, descubro mi ignorancia en algunos aspectos de la enfermedad, es bueno aprender y eliminar prejuicios que nos inculcan. Cinco: media hora antes de la comida, con un dolor de cabeza por la falta de sueño, me digo que no estaría nada mal tumbarse y probar la almohada, cinco minutos pienso, entre pensar y lo que termina por pasar median cuatro horas, si, me dormí. Seis: tras cabrearme conmigo misma por perder la tarde, decido que tiempo hay para hacer los trabajos, que el cuerpo manda y a veces hay que pararse a escucharlo, que me he dormido? Vale, pero llevo tres días durmiendo tres horas y ya está bien no?, me sienta de lujo la siesta pero….una desorientación me persigue el resto del día. Siete: me ducho, me perfumo, me despejo, y me voy al restaurante donde trabaja mi chica, donde me saludan los camareros y donde al finalizar su turno, nos quedamos a cenar. Ocho: para casa de mi chica a descansar y ver “el discurso del Rey”, que me gusto, pero esperaba otra cosa. Nueve: el alcohol tras no comer casi nada durante el día (claro, la pase durmiendo) me sirve de narcótico, me quedo dormida casi al instante de apoyar la testa en la almohada, que poco aguante tengo, diez: en conclusión, no he hecho ningún trabajo, sólo visionado de tres documentales y visionado de una película sobre un tartamudo, pero ha sido un día descansado que a veces no nos viene mal.

Un post más y no vuelvo hasta el año que viene. No hacerme caso, supongo que hay días y días.

1 comentario:

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.