jueves, 12 de enero de 2012

once de quince


A este paso voy a escribir más que en todo el año 2011, hoy ha sido un día agotador, completo y sobre todo genial por varios motivos, entre ellos:


Uno: gracias a estos escritos tontos, la azafata me comenta, no hay mal que por bien no venga, al menos aparte de mí que me divierto escribiendo mi día a día, alguien también se ríe, dos: hoy no he ido a trabajar (me he sentido como si estuviera de vacaciones) y he empezado el día muy bien, me he levantado temprano y he ido al decathlon, donde, tres; he comprado bastantes cosas, las suficientes para tener ocupación los próximos tres meses, un pantalón de ciclista, un bañador (talla 36, cómo? Si he engordado?), el set para jugar al ping-pong, otro pantalón para gimnasia (que no sé cómo la hare, si no tengo tiempo), un timbre para la bici que yo estaré sorda pero los peatones no, y tampoco es cuestión de atropellarlos, no? Y lo mejor unas zapatillas chulísimas de esas que tienen tales mariconadas como que parece que flotes, moldea la figura, cuatro: cargada como vacas, nos hemos vuelto para su casa, dónde le he hecho la comida y hemos jugado, he ganado!!! Cinco: siesta, pero como yo no duermo, le he mangoneado el primer libro de la trilogía que le regalé “los ojos amarillos de los cocodrilos” mientras ella dormía yo leía, si es que somos la pareja perfecta, seis: fui corriendo a sacar el poco dinero que me queda para ir a fotodepilarme las axilas, que no sobacos, que yo hasta para eso soy fina, siete: subí corriendo a casa, donde me lavé los dientes por quincuagésima vez para ir al dentista que no me ha hecho nada, salvo recetarme algo para las aftas que me amargan la vida, ocho: aproveché el resto de la tarde para ponerme al día con los temas de la segunda evaluación de este maravilloso ciclo, muy aprovechado porque ya tengo un trabajo casi a punto de terminar, nueve: aún me falta una hora para que termine este día, así que me voy a pegar un peazo ducha para relajarme y quitarme todas las células que han muerto durante el día y diez: me voy a por mi chica a dormir con ella, que mañana sí trabajo y será un día genial, que me llevo a la abeja y estaré en la segunda planta con mi Pepito.

Lo mejor ha sido hacer planes para irnos a Madrid a ver el musical "El rey león", ojalá que podamos, hay que llamar y cambiar turnos, me encanta hacer planes sin pensar, suelen ser los mejores

3 comentarios:

  1. Pues sí, suelen ser los mejores planes!! :-D Ojalá pueda ser, preciosa!! Por cierto, me ha encantado la frase de Miguelito (de Mafalda) dos post más atrás: "Siempre falta alguien que sobra". No la conocía! ;-) Un abrazo, guapísima!!!

    ResponderEliminar
  2. ¿Que te alegra q comente?:) Pues teniendo en cuenta de parte d quien viene y q en otros blog sucede todo lo contrario... q no soy bienvenida y acaban cerrandolos (¿en parte?) x mis comentarios... pues como q me alegra el dia:) Gracias Vaquita:)

    S.C.V

    ResponderEliminar
  3. di que si kika, sin planificar a veces sale lo mejor, como tu viaje a Japonilandia, jejeje, la de Miguelito es una frase muy buena....sabio Quino, besos

    sarita, claro que me alegra que comentes!!!!lo dudas???? qué sucede lo contrario en otros sitios? qué cosa rara, quizá sería casualidad no?
    me alegro de alegrarte el día, tus comentarios alegran los mios
    besazos

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.