miércoles, 4 de enero de 2012

tres de quince

Querida Elsa: estás empezando a caerme mal, mira que horas son y en seis horas he de estar otra vez en posición vertical, así que como decirte que el optimismo ahora mismo es que brilla por su ausencia, pero como soy cabezota ahí va:


Uno: Hoy me he quedado sin batería en el móvil, así que no me he podido levantar temprano, he perdido la mañana pero no he ido a currar, he despertado en casa de “las zorras”, día muy aprovechado, dos: no me he quedado encerrada en el ascensor, porque (leed el punto uno), tres: al final no he ido al decathlon a por lo del ping-pong ni a lo del woman-secret a por el pijama, porque hubo cambios de última hora y he preferido ir a ver a mi superembarazadísima amiga que está a punto de parir a pasar la tarde con ella. Cuatro: la dieta se ha ido a la mierda por los churros y el chocolate, pero los pantalones me siguen cabiendo, apretaos pero me caben, aún no es tarde. Cinco: el gordo no me ha tocado, ni el niño creo que me toque, pero prefiero tocarle otras cosas a la niña. Seis: es la primera vez que no canto en el karaoke la de EBS y su “lo echamos a suertes”, es la canción que todo el mundo ya aborrece, pero ahora van a aborrecer la de Presuntos y su “cómo hemos cambiado”, siete: aún no he ganado al karaoke a ninguna de mis amigas, pero ya he superado en una canción los cinco mil puntos, y más que voy a conseguir, me encanta!!!!, ocho: no tengo dinero, tengo la tarjeta en la UCI, pero me encanta jugar al juego de la lechera y hacer planes con mi chica. Nueve: estaré dos días en Torrevieja trabajando, estudiando y haciendo cosas de casa, pero la cara de mis sobrin@s, y mi chica cuando abran el regalo de reyes me motiva. Diez: estoy agotada de los abuelos pero me compensa de todo.

En el fondo pienso que esto es un chorrada, pero me lo he propuesto como ejercicio, y soy consciente de que eso del optimismo es una actitud para grandes cosas y no para superficialidades pero grandes cosas te pasan en un año no en días.

Feliz día de reyes que está cerca. Gracias por soportarme, besos a todas.

4 comentarios:

  1. No, no. El optimismo no es para grandes cosas solamente, es una actitud ante la vida, que está llena de pequeñas cosas que juntas forman grandes cosas. Así que, una vez más, me gusta tu optimismo, aunque te lo tengas que demostrar como en esta ocasión a base de un ejercicio.

    Un beso.

    P.D. Las cartas desde mi celda son siempre historias reales :)

    ResponderEliminar
  2. Vamos Guada, que no se diga, que en peores nos hemos visto...o no?

    ResponderEliminar
  3. sor....gracias por tus palabras, la actitud la tengo, pero a veces el ser no es lo mismo que el tener, pero nunca he sido muy pesimista ni muy optimista, más bien me volví cínica pero quiero ser la que era y en eso estoy....poc a poc, besos y gracias, bueno es saber que las cartas que escribes en tu celda son reales, porque las cuentas de una manera novelesca, jajaja, entre tú y Guta, si os encerraráis en una celda saldría "los cantares de la Pía Sofía"

    gracias alas, felices reyes a ti también.

    guta, que no se diga, que en breve me pongo y subo el siguiente, besazos, gracias por leerme

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.